18 ago. 2015

¿QUIÉN AYUDA EN CASA?


1 comentarios:

  1. Hola... Admiro tu blog, y me suelen gustar mucho tus recomendaciones. Pero hoy quisiera comentarte algo: este relato es un ejemplo de algo a lo que no aspira el feminismo. Frases planteadas como positivas como

    "ayudarla en lo que hiciera falta" o
    "echarle una mano para que no esté tan cansada", (ver últimas páginas)

    o el título del propio relato, desvelan una concepción micromachista de catedral: "ayudar" no es lo mismo que "colaborar". Si "ayudas" a tu mujer o a tu madre, estás colocándola en un lugar determinado,, lugar que, precisamente, estoy seguro que tú no lo querrías atribuir.

    Si un hombre dice que su mujer le ayuda en casa... ¿qué pensaríamos?

    Plantear ese tipo de presuposiciones en un relato infantil es decididamente contraproducente. Por muy bienintencionado que sea.

    ResponderEliminar